Radio En Vivo
Actualidad

Felleció Tito Gómez, uno de los chamameceros sobrevivientes de la tragedia de Bella Vista

7 de noviembre de 2019
Redacción
7 de noviembre de 2019

Tito Gómez falleció este 6 de Noviembre de 2019 en Santa María, Río Grande do Sul (Brasil), donde se encontraba residiendo. Era cantante, guitarrista, autor y compositor Ricardo “Tito” Gómez nació en Curuzú Cuatiá, Provincia de Corrientes el 23 Noviembre de 1951.

Radicado de niño en la ciudad de Mercedes. Integró conjuntos de colegio donde conoció a los que con el tiempo serían sus compañeros de ruta, Julio Cáceres, Carlos Núñez y principalmente los hermanos Sheridan. Con ellos integró el conjunto «Los Hijos del Pay Ubre», que sería la simiento del conjunto “Los de Imaguaré”, donde Tito Gómez además de aportar la voz y su guitarra, se convierte en uno de los compositores principales de esta agrupación, cuyo obra es considerada fundamental dentro del cancionero correntino.

Con “Los de Imaguaré” graba los discos “El camino del amor“, “Chamamesero“ y “Nuestro canto”, donde aportó letra y música a obras como “María de los lapachos”, “Estas ganas de amarte”, “Atardecer de ausencia”, “Allá por Yahaveré”, “A orillas de tu silencio” y los monumentales éxitos “Niña del ñangapirí” y “Nuestros sueños y la distancia”.

Pese a no integrar la nueva formación del “Grupo Reencuentro” luego de la tragedia de Bella Vista, sus composiciones siguen siendo parte fundamental del repertorio del grupo, esta vez con canciones como “Al fin de cuentas” “Con una guitarra ajena”, “Naciendo apenas” nacidas de la colaboración de “Tito” con la poetisa correntina Marta Quiles, además de numerosos éxitos con una obra autoral que orilla las 500 composiciones.

En el año 1992 formó junto un dúo junto a la cantante chaqueña “Zuni” Aguirre, que se mantuvo por espacio de casi 10 años con 4 trabajos discográficos.  Posteriormente formó un nuevo dúo con la cantante entrerriana Roxana Olivera con el que realizaron 2 grabaciones en forma independiente.  Durante esta etapa también se dedicó a la docencia en las ciudades de Buenos Aires, Corrientes y Oro Verde (Entre Ríos), para luego radicarse en el sur brasileño.