Radio En Vivo
Actualidad

30 de diciembre: A 15 años de la tragedia de Cromañón

30 de diciembre de 2019
Redacción
30 de diciembre de 2019

República Cromañón, el boliche que se convirtió en una trampa mortal por la corrupción y la negligencia para 194 jóvenes, dejó además a 1412 sobrevivientes que figuran en el padrón, de los cuales 18 se suicidaron. A las víctimas del recital de Callejeros de ese 30 de diciembre se suman también las madres, los hermanos, los abuelos, los amigos y los compañeros de los 6 mil que dicen asistieron esa noche.

A horas de cumplirse 15 años de la tragedia en la que la diversión se transformó en dolor, falleció Carlos Rey Sillak, un padre más de los 47 que perdieron la vida desde entonces.

Las familias que desde 2004 pasan la Navidad o el fin de año inundados por la tristeza y el dolor sembrado por una tragedia que podría haberse evitado, exigen que el lugar donde les fue arrebatada la vida de sus hijos, sea el espacio donde todos encuentren la memoria para decir: ¡Cromañón, nunca más!

«Muchos padres enfermaron y la mayoría fueron de ACV o cáncer. Fallecieron 48 padres en lo que va de Cromañón hasta hoy, y se fueron de este mundo sin ver justicia por sus hijos», expresó con dolor Angélica Rosa González, mamá de ÉriKa Lisarraga, quien tenía 21 años cuando falleció.

Si bien hubo juicio y condenados, para muchos de los sobrevivientes y los familiares no hubo justicia. «Procesalmente tenés una respuesta pero justicia no. Si la justicia tardó quince años para no encontrar a nadie responsable, para que Omar Chabán haya muerto en la cama de un hospital sin haber pedido disculpas o para que Pato Fontanet diga que no tuvo nada que ver, justicia no es. Pero procesalmente, lamentablemente, no podemos hacer nada», aseguró Mauge Macchi en una entrevista en Crónica, quien tenía 16 años cuando se convirtió en sobreviviente de Cromañón.

Macchi supo que los padres de los chicos muertos vieron en ellos reflejados a sus hijos perdidos, y fue por esa razón que durante muchos años sintió «la culpa en carne viva por haber salido de ahí adentro» con vida. Pero ese dolor no le impidió a la joven seguir con la carrera de abogacía, para ir contra injusticias similares a las que se enfrentó durante todo el proceso judicial de la causa Cromañón.

El camino fue muy difícil para todos aquellos que debieron enfrentarse a esas injusticias. «Uno durante todos estos años fue haciendo amistades y esas personas fueron falleciendo. En todos estos años hubo 18 pibes que se suicidaron, que no la bancaron, que abrieron la puerta y se tiraron. Como también hay un montón de la población de sobrevivientes de Cromañón que tuvieron o tienen cáncer. Eso te da un parámetro de que Cromañón no se terminó», aseguró Macchi.